11.4.16

Abrazame

Buen día, milagro de vivir Otro día alquilado a la eternidad Afuera, la gente se amontona y toma subtes Cajita de música oxidada de los lunes Usas mi remera como pijama y te peinás Tu espalda es la oferta que no podría rechazar Abrazame, abrazame Que afuera el mundo es un desastre Abrazame, abrazame Que afuera es todo un disparate atroz En Morón, en Venecia o en Plutón Yo cierro la puerta del mundo, me trago la llave Y me encierro con vos... Mercenario de tus labios Planeo pasar la tarde así Zambullido en las caricias del sol Afuera, soldados agitando sus banderas La única guerra es contra el olvido Y no vale la pena Saltaste la cama y pones un disco de Serú Girán Entre tu ombligo y mi lengua hay algo personal Abrazame, abrazame Que afuera es todo un disparate En Morón, en París o en Plutón Yo cierro la puerta del mundo, me trago la llave Y me quedo con vos

12.2.16

La guitarra

Si guardo un recuerdo que nunca me dejará 
es éste que mi alma a veces suele cantar. 
Tenía diez años y el mundo por conquistar, 
la luna y mi barrio, humilde y lejos del mar. 
Mi padre tenía las marcas de su niñez 
grabadas a fuego en la piel, 
ni besos ni abrazos, tan duro como un cincel, 
subido a su andamio de noble testarudez. 
Un día de aquellos de lluvia en Paso del Rey, 
me trajo en sus brazos envuelta con un papel, 
sonó la madera, misteriosa y ancestral, 
guitarra, guitarra, mi padre me ha vuelto a amar. 
Les cuento que jamás me pude olvidar 
su voz de tabaco cantó por única vez, 
y toda la casa destilaba arena y sal, 
los pinos y el campo susurraban como el mar. 
Este recuerdo sencillo se los quería contar, 
por que a veces cuando llueve oigo a mi padre cantar.